DESIGN THINKING 

Metodología 

Ayuda a descubrir nuevas oportunidades de negocio o de mejora. Como su nombre lo dice, es diseñar ¡Pensando! Pensando ¿en qué? se preguntará la gente.

En la actualidad, para que un negocio sobreviva y prospere, es importante incluir, en mayor proporción, al cliente, conociendo sus necesidades y expectativas de un producto o servicio. 

Design Thinking es diseñar pensando ¡En el usuario!

Lo que se ofrezca al usuario, vaya acompañado de sentimientos positivos y de una buena experiencia. 

Al tener mejor conocimiento del usuario, como sus preferencias, inquietudes y expectativas, la empresa se beneficiará ofreciendo algo con altas probabilidades de tener éxito. Al acercarse más a lo que el usuario espera, se reduce el número de las versiones de mejora en la producción del bien o servicio, lo cual repercute en los costos, el esfuerzo y el tiempo dedicado a la elaboración del bien o servicio.